Tintas compatibles, ¿ahorro o aumento de costes?

Los consumibles para las impresoras pueden suponer un coste muy alto en la economía de una empresa, ya que se suelen imprimir muchos documentos al día con lo que la tinta se gasta rápidamente, obligando al empresario a tener que reponerla con asiduidad.

Muchas veces se opta por comprar cartuchos de tinta compatibles con nuestro modelo de impresora o bien rellenables en vez de adquirir los originales, ya que éstos suelen tener un coste bastante más reducido que los ofrecidos por el fabricante.

A priori puede parecer una buena estrategia para el ahorro de costes, algo tan necesario hoy en día, pero para medir el impacto en la economía de nuestro negocio no solo hay que tener en cuenta el coste del cartucho si no también su rendimiento.

Según la información proporcionada por un estudio de la consultora independiente QualityLogic en el que se evalúa la fiabilidad, la densidad óptica y la calidad de la impresión con tintas originales y tintas compatibles, el 39% de las páginas impresas con tóneres compatibles apenas eran legibles o eran inservibles. Sin embargo, el 97% de las impresas con tóneres originales como los de HP resultaron ser perfectas para su utilización, incluso para distribuirlas entre clientes o proveedores.

Además, el impacto medioambiental al usar este tipo de consumibles aumenta considerablemente: no cuentan con programas de reciclaje propios, producen un 10% más de impacto en la huella de carbono y nos obligan a utilizar más papel con las reimpresiones producidas por errores en las páginas.

Si tenemos en cuenta los fallos que se producen habitualmente a la hora de utilizar cartuchos de tinta no originales, nos daremos cuenta de que el ahorro que nos supone adquirirlos no garantiza una bajada de costes real para la empresa, si no lo contrario: interrupciones en el trabajo, reimpresiones y pérdida de productividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.