El nuevo año puede ser la oportunidad ideal para remodelar el hogar

El fin de año es siempre un período en el que es habitual pensar en nuevos proyectos y objetivos para la nueva etapa que comienza. En este sentido, una remodelación o decoración del hogar puede ser el punto de partida para anticiparse a todo lo que el 2022 tiene para ofrecer en materia de estilo de vida, eventos e incluso, planificar el futuro familiar y profesional. Además, podría ser una oportunidad para llevar a cabo arreglos necesarios que llevan mucho tiempo siendo postergados.

Motivos de sobra para una remodelación

Cuando se consulta a los expertos del mercado inmobiliario, las razones que esgrimen para el boom de remodelaciones que está teniendo lugar en el último año y medio son varias. En primer lugar, las medidas de confinamiento del inicio de la pandemia hicieron más evidente la necesidad de adecuar los espacios de casa para convertirla en un entorno mucho más habitable en el día a día. Ganar en el tamaño de los ambientes, conseguir una mayor luminosidad o crear espacios adicionales en los que llevar adelante otras actividades como el teletrabajo han impulsado a planificar reparaciones y modificaciones en la medida de lo posible.

También los incentivos que ha dado tanto el estado como las compañías privadas para financiar o bonificar parte de los trabajos ha derivado en un marcado crecimiento de este tipo de intervenciones. El crédito accesible para llevar adelante reformas tiene como finalidad revitalizar a un sector, el de la construcción, que había sufrido enormemente durante la emergencia sanitaria.

Ahorros: la principal fuente de financiación

De todas formas, el pago en efectivo con fondos propios provenientes del ahorro continúa siendo el origen más habitual de los fondos. Cuando se trata de hacer obras en el hogar, contar con el dinero suficiente para hacer frente a los costes de una reparación planeada o extraordinaria es muy importante. Una demora en llevar adelante los trabajos podría deteriorar rápidamente el estado de la propiedad, encareciendo aún más los costes y creando un riesgo para toda la familia.

Por ello, destinar una parte de los ingresos mensuales al ahorro es fundamental para crear un fondo que permita sobrellevar estas situaciones de la mejor manera. El mantenimiento del hogar es un aspecto esencial y son comunes las averías que necesitan de una solución inmediata. Con solo ahorrar algunos cientos de euros al año se puede estar cubierto frente a desperfectos de electricidad, gas o fontanería, o incluso hacer frente a tareas de reforma.

Sin embargo, cuando se trata de una remodelación importante o un arreglo estructural de emergencia, muchas veces los ahorros no son suficientes. La financiación con instrumentos de crédito es más común entre los jóvenes, puesto que generalmente cuentan con menores ingresos para destinar a fondos de contingencia. Por eso, los préstamos rápidos online podrían ser una solución para quienes no cuenten con un importe de dinero que les permita llevar adelante obras en el hogar, tanto planificadas como no.

¿Cómo obtener un préstamo para financiar obras en casa?

Afortunadamente, conseguir financiación adicional es muy fácil y puede hacerse completamente de forma online, sin intermediarios ni visitas a sucursales bancarias. Los requisitos de los préstamos rápidos, que tienen como principal ventaja que se otorgan en pocos minutos, son muy escasos, lo que facilita el acceso de todo tipo de clientes, incluso con ASNEF.

Para poder solicitarlos basta con contar con un documento nacional de identidad, recibos de una nómina que permita demostrar la solvencia del usuario para hacer frente a los pagos mensuales y proporcionar una motivación para la solicitud. En el caso de las reparaciones del hogar, poseer el presupuesto para las obras que especifique el importe y el tipo de trabajo a realizar podría ser un modo de justificar el destino de los fondos.

Pese a lo sencillo del procedimiento, endeudarse a altas tasas de interés implica ciertos riesgos. El coste de financiación total crece con la cantidad de dinero solicitada y el plazo de devolución del crédito, por lo que el valor de las cuotas puede salirse rápidamente de las posibilidades del cliente y afectar sus finanzas personales. Un préstamo rápido debe ser solo una alternativa cuando no es posible ahorrar para cubrir estos gastos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

ACEPTAR
Aviso de cookies