El consumo y la industria pilares de la economía

La confianza de las personas empieza a verse cada vez de una manera más notoria, tanto en los hogares como en las empresas que tienen su origen en el País Vasco. La economía parece tener signos de reactivación tras la crisis que se sufrió en el 2008, y eso es lo que están percibiendo los ciudadanos. La tasa de paro aún sigue siendo muy elevada, y en este último tiempo se produjo un cierre de muchas compañías de autónomos (la cifra supera los dos mil).

“No es para festejar ni para tirar cohetes”, fueron las frases que se escucharon desde adentro del Ejecutivo, en referencia al crecimiento del 0,5 por ciento del Producto Interno Bruto vasco. La algarabía y la alegría fueron los conceptos que se observaron cuando se conoció esta información, aunque las autoridades prefieren ir con calma para no acelerar un sentimiento de satisfacción en la población.

Economia

Todos los datos fueron provistos por Eustat y el Gobierno los tomó como una excelente noticia. Todo lo que provenga de las finanzas del territorio nacional siempre eran condiciones negativas, y que hacían dar más de un dolor de cabeza. Por es emotivo, fue tan bien recibida esa indagación, que después de mucho tiempo le sacó una sonrisa a varios individuos relacionados con la economía del país.

El consumo privado que realizan los habitantes creció en el último trimestre, y el incremento no fue sólo en términos intertrimestrales, con un 1,1%, sino también en los interanuales con el 1,4% tras 18 meses en tasas que eran completamente desfavorables.

Por último, hay que mencionar que hubo una creación de más de cuatro mil puestos de trabajo, aunque no compensa la tasa de paro, debido a que se generaron muchos despidos. Además, la balanza comercial regresó nuevamente a una senda positiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.