Las dificultades económicas de la enseñanza

La educación pública no está viviendo su mejor momento. Los problemas económicos afectan a todos los niveles pasando desde las escuelas infantiles hasta las universidades. Eso sí, la universidad privada también está viendo una considerable rebaja en el tema de las matriculaciones debido a los precios de las mismas. El tema está tan complicado que ya no nos extraña escuchar en las noticias como algunos alumnos acuden con mantas a clase por la falta de calefacción en algunos centros.

universidad privada

La situación es muy delicada y muchos centros no descartan hasta parar las clases hasta que no se solucione el problema. Algunas escuelas infantiles privadas también están avisando de posibles cierres debido a la imposibilidad de realizar los pagos que tienen por la falta de la subvenciones. Respecto a las universidades públicas, estas ya han avisado de que el gran número de impagos que han sufrido en los pasados meses de noviembre y diciembre han empeorado otros impagos que tenían.

¿Créditos? ¿Búsqueda de inversores? ¿Cuál es la solución a este problema? Lo que está claro es que se debe hacer algo ante esta situación que primero afecta a los alumnos y poco a poco afectará a todos. Aunque muchos no han pensado en ellos, hasta los propietarios de librerías se están viendo afectados por esta dura situación. El abono de los bonolibros no ha llegado y la cifra de deuda es de 31 millones de euros.

Una de las comunidades más afectadas es Valencia, tanto es así que los Consejos de Gobierno de las cinco universidades de la zona han realizado un comunicado verdaderamente duro en el que se explica la problemática actual. Esperemos que con las medidas económicas que el gobierno está tomando, esta situación pase pronto.

One comment

  1. Muchas gracias Laura por mostrarnos como esta crisis voraz afecta a la enseñanza y por lo tanto a la formación de los futuros profesionales. No obstante, hay que tener en cuenta el escenario de déficit y deuda y la caída de ingresos del gobierno por la caída del empleo y del consumo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.