¿Pedir un crédito en un momento puntual de necesidad?

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan las familias españolas, y las de muchos otros países, es que la situación económica está muy mal, para algunos desde el inicio de la crisis y para otros desde hace mucho tiempo antes.

Llega un momento en que las familias no pueden soportar todas las cargas que le suponen, y en algunos casos esto sólo es porque tienen un mal momento, por ello hay que buscar todas las alternativas posibles para no hundirse.

Lo ideal es que la familia haya tenido un fondo económico, bien para emergencias o para vacaciones, evitando tocarlo hasta que sea estrictamente necesario. Pero si es necesario, hay que recurrir a él, aunque se tenga que pasar de vacaciones un año o más, o aunque se tenga miedo a que después no se cuente con dinero para afrontar los gastos.

Y mientras se busca un trabajo o dinero con el que asumir las cargas familiares, tras haber recurrido a la ayuda de familiares, amigos y otras entidades, los créditos express son una buena alternativa para “pasar el momento”. Sabemos que hay un cierto miedo a contratar con www.kredito24.es u otras empresas que gestionan préstamos, pero cuando llega el momento en que se necesita el dinero y no hay otra opción, allí están ellos para ofrecer un servicio que ayuda a seguir aguantando esa mala situación puntual. Y decimos puntual, porque los españoles creen que la situación económica mejorará.

Es cierto que después hay que devolver el dinero prestado, y con intereses, pero nuestro deseo es que por aquel entonces se puedan afrontar los pagos en “cómodos plazos”. Por ello, hay que moverse, buscar trabajo, hacer pequeños trabajos, lo que se pueda. Realmente ¿dejarías que te quitaran la luz por llevar unos meses sin pagar o que te quitaran el piso por una deuda pequeña porque en ese momento no puedes pagarlo con tal de no tener que pagar comisiones después? ¿A qué no?

Eso sí, los créditos se han de pedir con cabeza y cuando son necesarios, que no son ningún capricho ni un regalo. Si es un momento puntual, pensando que las cosas irán a mejor muy pronto, hay que planteárselo seriamente porque puede ser «una solución».

2 comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.