Otra lección de cómo no hacer las cosas de la Comisión de la UE (I)

La generación actual de líderes europeos, sin duda, será recordada por muchas cosas, pero en algún lugar en lo alto, hay en la lista que será el sentido de mal tiempo, que parece hacer anuncios críticos. La confusión causada por determinadas declaraciones irreflexivas de Ángela Merkel sobre cómo los sectores privados tenedores de bonos tendrían que participar en futuros procesos de rescate de la UE es, evidentemente, un buen ejemplo.

Otro, sin duda va a ser la decisión de la UE, de que Olli Rehn, tuviera que comparecer ante la prensa mundial (después del  plan de rescate bancario de los irlandeses ante su gestión financiera), e informar a la multitud reunida que en la medida en que la Comisión de la UE podría ver a España,  en su gestión financiera, no será fiel a su compromiso con el 6% del PIB de déficit fiscal en el presente año, simplemente porque según los cálculos de la UE con el déficit que va a ser del 6,4% ,a menos que, por supuesto, no hay otra ronda de medidas de reducción fiscal.

economia politica

Creo que el español tiene una palabra adecuada para este tipo de persistentes y su gestión financiera, cada uno que lo nombre como quiera, pero creo que todos coincidieron. Pero la cosa es, si los líderes europeos insisten en que se muestre continuamente los mercados de cuán «gafe» que son todos, entonces nunca vamos a encontrar el camino de salir de este agujero que han cavado para nosotros mismos. 

Y así fue, que los bonos de 10 años de los españoles afectados, eran hace unos meses del 5,5%, y la extensión sobre los bonos equivalentes a los de los alemanes,  alcanzaran  un récord de 273 puntos básicos. Este tipo de números eran totalmente inimaginable al comienzo de 2010.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.