4 tips para crear la tarjeta de visita perfecta

Abogados, comerciales, periodistas, profesores, fontaneros, médicos… si hay algo que une a los profesionales de todos los gremios es la necesidad de contar con tarjetas de visita. Esta pequeña cartulina, pensada para albergar nuestros datos y ser guardada fácilmente en cualquier cartera es una valiosa herramienta de trabajo, un recurso promocional y, sobre todo, una oportunidad para acceder a nuevos clientes, por lo que debemos diseñarla teniendo en cuenta todos estos factores.

Pero, ¿cómo son las tarjetas de visita perfectas? ¿Qué tamaño deben tener? ¿Qué datos profesionales deben incluir? ¿Qué características deben tener para ser realmente eficaces?

En este artículo ofrecemos algunos consejos para crear tarjetas de visita corporativas, creativas y originales, que realmente sirvan como gancho publicitario para tu empresa e impacten a simple vista:

TAMAÑO: el truco está en aprovechar el espacio disponible sin comprometer la utilidad de la tarjeta. Hay que pensar que, por muy atractiva estéticamente que resulte, no será realmente eficaz si no cabe en un tarjetero estándar y, muy probablemente, quedará relegada al olvido.

La medida recomendada es 9x5cm. Ni más ni menos. 

FORMA: el formato rectangular es, en todos los casos, el más recomendable si hablamos de usabilidad, por la misma razón que expusimos en el apartado anterior. Si no cabe en un tarjetero muy probablemente acabará en la papelera. 

DISEÑO: la clave es la coherencia. La tarjeta de visita debe ser un fiel reflejo de la identidad corporativa y es fundamental que exista una concordancia entre los diferentes recursos gráficos utilizados en ella (tipografía, logo, imágenes, colores…). Por eso, a no ser que tengamos muy claro el tipo de diseño que queremos y contemos con los conocimientos necesarios para desarrollarlos, lo mejor es confiar en un profesional. Si preferimos encargarnos nosotros mismos, la prestigiosa firma Hofmann pone a disposición de sus clientes un programa gratuito para que sus clientes realicen personalmente el diseño de sus tarjetas de visita y las reciban en su domicilio o negocio en un plazo máximo de 5 días. 

INFORMACIÓN: no hay que sobrecargar de información la tarjeta de visita. Los datos básicos (y necesarios) son nombre completo, logotipo, claim o lema que resuma la actividad de la empresa, teléfono y página web. No es necesario incluir las URLs de los diferentes perfiles en redes sociales, porque ya deben estar incluidos en el sitio web de la empresa. Si queremos contar con espacio adicional una alternativa muy de moda es emplear el reverso de la tarjeta, donde podemos incluir información complementaria sobre los servicios de la empresa, promover descuentos o anunciar promociones.

One comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.