Tags Posts taggeados en "jubilacion"

jubilacion

¿Cuál es la mejor forma de rescatar mi Plan de Pensiones?

La mayoría de las personas abre un plan de pensiones desde que consiguen un puesto fijo en su empresa, con la idea de, llegada la jubilación, utilizar ese dinero para poder mantener el mismo nivel de vida que hasta ahora. Las ventajas fiscales que se obtienen cuando trabajamos con nuestro plan de pensiones también son uno de los motivos que nos animan a recurrir a esta forma de ahorro, pero cuando llega la jubilación, hay diferentes formas de rescatar nuestro plan de pensiones.

En el espacio de finanzas de Deutsche Bank y en el vídeo que encontramos encima de este artículo nos explican muy bien las diferentes alternativas de las que disponemos. Por un lado, habrá personas que quieran utilizar el plan de pensiones para complementar la paga que reciben por la jubilación, y otras preferirán sacar todo su dinero para comenzar a viajar o dedicarlo a otros aspectos. Lo primero que tenemos que tener claro es que en el momento en el que rescatamos dinero de nuestro plan de pensiones este tributará en nuestro IRPF. Por eso, cuando vayamos a escoger qué hacer con el dinero de nuestro plan de pensiones, debemos tener en cuenta este punto para que no nos llevemos un susto. En caso de que queramos rescatarlo, hay diferentes alternativas:

  • Rescatarlo entero en forma de capital.
  • Convertir nuestro plan de pensiones en una renta periódica.
  • Rescatar una parte de nuestro plan  y otra en forma de renta (forma mixta).
  • Convertir el plan en una renta periódica y asegurada de por vida.
  • Rescatar una parte y guardar el resto.

Otra alternativa es  no tocar nuestro plan cuando nos jubilamos. La gente cree que es casi obligatorio utilizar ese dinero, como si fuese de la mano con la jubilación. Hay personas que, aún jubiladas, siguen teniendo capacidad de ahorro, por lo que pueden seguir aumentando su plan de pensiones y beneficiarse de sus ventajas fiscales como han hecho hasta ahora. Eso sí, una vez que ya hemos rescatado algún importe de nuestro plan de pensiones en concepto de jubilación, el dinero que se añada sólo podrá ser rescatado por los beneficiarios en caso de fallecimiento. Debemos tenerlo muy presente y no creer que todo el dinero que ahorremos, una vez ya hayamos rescatado, va a seguir siendo para nosotros.

Si tienes un plan de pensiones y se acerca tu jubilación o ya estás jubilado, debes tener en cuenta estos puntos para que tu plan de pensiones te reporte las satisfacciones que esperabas cuando lo abriste.

 

unidad de cuenta
unidad de cuenta

 

Unidad de cuenta y planes de pensiones

Un plan de pensiones es una modalidad de ahorro cuyo objetivo es complementar la pension de jubilacion, no siendo sustitutiva de esta última y que permite, pasado un tiempo, recuperar el valor de lo invertido más los rendimientos que haya generado en ese período. Generalmente, esos ahorros se invierten en un fondo con una serie de gratificaciones fiscales específicas. La cantidad de capital invertido por un ahorrador y que forma parte del fondo se denomina unidad de cuenta. El valor de la unidad de cuenta de un plan de pensiones se determina, diariamente y se calcula dividiendo el patrimonio total del fondo, donde se invierte, entre el número total de unidades de cuenta.

Quien se encarga de gestionar el dinero se denomina entidad gestora. Dicha entidad es la responsable y la encargada de controlar las cantidades invertidas en el plan, así como de informar a los partícipes de cómo evoluciona el valor del fondo. Una entidad gestora debidamente constituida debe estar inscrita en la Dirección General de Seguros (DGS) y debe tener la autorización de la Administración para poder operar. Existen mecanismos de supervisión para garantizar la eficacia de la gestión. El más corriente es la constitución de una comisión de control, que está formada por los propios partícipes del fondo. Si no se estuviese de acuerdo con la gestión del patrimonio, se podrían llevar a cabo las acciones legales correspondientes.

Donde se deposita el dinero, es la entidad depositaria.

La gestión de estas participaciones acarrea una serie de gastos en forma de comisiones que suelen ser

  • Comisión de gestión, que es la que nos cobra la entidad gestora por remuneración de sus servicios, esta cantidad se deduce diariamente del valor de la unidad de cuenta del plan de pensiones. La comisión de gestión suele oscilar entre el 1 y el 2% de las cantidades aportadas.
  • Comisión de depósito, que es la que cobra la entidad depositaria por el mantenimiento y custodia de los valores. De igual manera que ocurre con la comisión de gestión esta cantidad se deduce diariamente del valor unidad de cuenta del plan de pensiones. La comisión de depósito suele oscilar entre el 0,0% y el 0,6% de las cantidades aportadas.
  • Comisión de traspaso, Esta prohibido el cobro de comisiones por traspaso.

En la actualidad, prácticamente, ninguna entidad cobra esta comisión ya que la legislación vigente dispone que el traspaso de un plan de pensiones a otro se haga sin ningún coste para el partícipe.

En un plan de pensiones hay una cantidad mínima que la entidad gestora exige aportar. Dicha cantidad se denomina aportación mínima y aunque no hay fijada una cantidad mínima la finalidad de la aportación mínima es evitar trámites administrativos que repercutirían negativamente en la rentabilidad final del plan. En la mayoría de los planes existen cláusulas por las que el partícipe se compromete a desembolsar de manera periódica a favor del plan.

Síguenos

7,745FansLike
900Seguidores+1
4FollowersFollow

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

ACEPTAR
Aviso de cookies