Tags Posts taggeados en "Economía"

Economía

screenshot_4

 

A raíz de las últimas noticias que nos llegan desde Barcelona, a muchos puede surgirnos la duda de qué es exactamente la moneda social y cómo funciona. Si tú tampoco lo tienes muy claro, sigue leyendo, que te lo explicamos:

¿Qué es la moneda social?

Se trata de un tipo de moneda creada por ciertas comunidades o colectivos para facilitar intercambios de productos y servicios. Se sustenta sobre la base de la reciprocidad y la confianza y su forma y funcionamiento pueden ser tan variados como los de cualquier moneda oficial.

La moneda social se diferencia del dinero de curso legal en que puede perder valor para que no pueda ser acumulado.

Cabe destacar dos tipos de moneda social, la complementaria y la alternativa. La moneda complementaria es la más común y lo que pretende es compensar las deficiencias que presenta el dinero legal, lo que tiene como resultado la optimización de los recursos locales y la reactivación del comercio local. Sin embargo, la moneda alternativa contribuye al desarrollo de un sistema distinto al actual.

¿Cuál es su funcionamiento?

Puede tener formato digital o físico y existen varias maneras de crearla: a partir del intercambio de bienes y servicios o soportada por la moneda de curso legal, es decir, se puede comprar con dinero normal y sirve para apoyar el comercio local.

Con la moneda social se pueden adquirir productos y servicios de todo tipo, incluso puede formar parte del sueldo o su totalidad, como es el caso del Bristol Pound, en Reino Unido.  Aunque también en España existe una gran cantidad de monedas sociales, como la Demos en Canarias, con la que se puede reunir una pequeña renta. En realidad las opciones son innumerables, siempre y cuando este tipo de moneda sea utilizado en tu zona y haya recursos que intercambiar.

Es posible que te estés preguntando cuáles son las ventajas que genera la implantación de esta medida. Por ello, las exponemos a continuación:

  • Provoca la participación ciudadana: la existencia de este tipo de moneda se basa en la riqueza que crean las personas con el intercambio de sus bienes o servicios. Exige cierta implicación social, por lo que al final se consigue que la gente se interese por la política local.
  • Impide la especulación: la moneda social no se puede acumular y tampoco funciona fuera de la comunidad que la creó y hay una cantidad limitada según la cantidad de usuarios que tenga, por lo que fenómenos como la inflación o la especulación no pueden darse.
  • Impulsa la economía local: sirve para generar más riqueza y estimular el consumo y la producción de la zona.
  • Fomenta las relaciones entre los vecinos: hoy en día la mayoría de nosotros vamos a lo nuestro y no conocemos a nuestros vecinos ni a la gente que vive en nuestro barrio. La moneda social impulsa las relaciones entre las personas que se adhieran a ella y además crea una cierta identidad local.

Como todo, la moneda social también tiene sus inconvenientes, que son el número limitado de usuarios y que tiene un funcionamiento únicamente local. Como no la utiliza mucha gente no puede sustituir por completo a la moneda de curso legal, sino que debe actuar como complemento de la misma.

Se trata de un fenómeno muy interesante. Sin embargo, si en tu barrio no existe este tipo de moneda y debes afrontar un gasto imprevisto para el que no dispones de presupuesto suficiente, puedes acudir a los préstamos al momento que ofrecen las empresas de microcréditos, ya que son una buena solución a la falta puntual de liquidez.

 

ce0d785ce4ea4dc912c3f0ac8a87f526

El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) es un tributo indirecto aplicado a la mayoría de los productos y servicios comercializados en España, cuyo objeto es gravar la capacidad de consumo de la población. Dentro de este impuesto existen diversos tipos que varían en función del bien o servicio comercializado. Éstos son: súper reducido, reducido y general.

El primero es de un 4% y se le aplica a los artículos que se consideran de primera necesidad, entrando en esta lista los productos básicos de la compra (leche, pan, huevos, frutas, verduras, legumbres…) también encontraremos artículos para minusválidos (prótesis, vehículos especiales, implantes internos…) prensa, revistas y libros a los que también se les aplica el 4% y por último, medicamentos. Después tenemos el tipo reducido, que representa un 10% y se le aplica a productos agrícolas, forestales o ganaderos, medicamentos para uso veterinario, compra de vivienda, servicios de transporte, eventos deportivos, ferias y exposiciones, entre otros. Finalmente con un 21% tenemos el tipo general aplicado a productos que no son considerados imprescindibles (coches, alcohol, tabaco, cosméticos, cine, teatro…).

Parecen razonables los revuelos que hay cuando se sube la carga impositiva, puesto que es algo que nos afecta día tras día en nuestras vidas. Pero ¿cuáles son sus efectos exactamente y a quien perjudica?

El primer enfoque lo haremos desde la postura del consumidor, pues es él el que soporta directamente este impuesto por lo que parece evidente que se trata del gran perjudicado ya que si sube el IVA sube el precio total del producto que va a adquirir. Aquí existe cierta controversia, pues el importe es el mismo para todos los ciudadanos con independencia de su nivel adquisitivo, por lo que aquellos que no tengan muchos recursos se verán más perjudicados ante una subida del IVA. Esto es algo inevitable, si el Gobierno actual lo impone no hay vuelta atrás, sin embargo sí que hay solución para aquellos que experimenten dificultades puntuales algún mes causadas por este suceso, pues siempre se puede contar con los minicréditos online para salir del apuro cuando más lo necesitemos.

Es lógico pensar que si en una economía deprimida se sube el IVA el consumo irremediablemente, se verá reducido. Las familias tendrán un presupuesto más acotado para las compras y los productos de primera necesidad serán los más vendidos, sin embargo, aquellos que son considerados prescindibles y de lujo experimentarán la retracción del consumo. Esto lleva a un efecto dominó, si el consumidor no compra, entonces el vendedor no vende. En las empresas el planteamiento general es sencillo, si sube el IVA con los consecuentes cambios en el impuesto de sociedades, la base imponible aumentará y los pagos fraccionados junto con los límites de deducción de gastos financieros se endurecerán, lo cual conlleva a una inevitable reducción del presupuesto para contratar nuevos trabajadores, una bajada de los salarios, el aumento de despidos y en el peor de los casos, el cierre de la compañía.

Por supuesto cada sector es un mundo, por ejemplo una subida del IVA para los cines, teatros, exposiciones y demás eventos culturales representa un duro golpe. En este ámbito ya han sufrido las consecuencias de la piratería con la consecuente disminución de clientes y público que siga asistiendo a los eventos cuando pueden tenerlo en casa gratis, por lo que al incrementarse este tributo se verán con muchas dificultades para mantener abiertos los espacios destinados a la cultura. En la otra cara tenemos a las funerarias, un servicio que incluso con la subida de los impuestos sigue funcionando perfectamente pues se considera un producto de demanda inelástica, es decir, cueste lo que cueste, el consumidor seguirá pagándolo. Si bien es cierto, que los propietarios de las funerarias admiten que el gasto total del cliente en el servicio es menor (menos flores, ataúd más barato…) pero lo importante, que es la afluencia de consumidores, no ha variado.

cuánto dinero dejar en ahorros

Para el pequeño inversor, la manera más popular para aparcar dinero para fines de liquidez es el uso de una cuenta de ahorros. Con todo esto detrás de nosotros, todavía tienen que responder a una pregunta muy importante: ¿Cuánto dinero dejar en ahorros?

La respuesta es más simple de lo que parece. Se basará en algunos factores.

¿Qué factores influyen en la cantidad de dinero que debe dejar en un ahorro?

  • La estabilidad de su situación laboral o de otra fuente principal de ingresos.
  • El nivel de los costes fijos derivados de cada mes.
  • Su nivel de vida deseado.
  • La probabilidad de grandes demandas de recursos derivados de las situaciones de emergencia.

Tomemos un momento para examinar algunos de ellos con más profundidad para que pueda tener una idea de los niveles de efectivo que pueden ser apropiadas para su cuenta de ahorro personal.

¿A cuánto ascienden sus gastos fijos?

El siguiente paso cuando se trata de determinar cuánto dinero dejar en ahorros, es mirar sus gastos fijos. La mayoría de los expertos recomiendan una reserva de seis meses. Personalmente, prefiero uno a dos años. Es ambicioso,. Otra forma en que se puede lograr es mediante la reducción de las demandas de efectivo sobre las finanzas de su familia. Por ejemplo, date prisa y pagar su hipoteca antes de tiempo.

¿Cómo te sientes emocionalmente?

Esto es diferente para cada uno de ustedes, e incluso puede cambiar de acuerdo a la etapa de su vida. ¿Cuánto dinero dejar en ahorros, para dormir bien por la noche y no preocuparse? Es probable que tenga un valor, aunque sea irracional, que viene a la mente inmediatamente. Para algunas personas, es de 10.000 euros. Para otros, más de 100.000 euros. 

¿Cuánto dinero dejar en ahorros?

Nosotros recomendamos que tenga un límite según el banco (Algunos tienen un promedio de 50000 euros). Eso es porque a partir de este valor, se empieza a pagar el impuesto y no vale la pena. Lo mejor que puedes hacer es empezar a invertir en bonos del gobierno y otros fondos de bajo riesgo, donde su dinero puede ganar más y ofrecer una mayor rentabilidad para su bolsillo.

sp500

La situación económica de estados unidos mejora mucho mas de lo esperado en los últimos meses, por eso vemos que su moneda continua subiendo con bastante fuerza en los últimos meses en comparación de muchas otras monedas. Europa no pasa un buen momento financiero si lo comparamos con estados unidos, como bien ya sabemos la crisis ha afectado dramáticamente a las exportaciones, lo que ha causado que la moneda refugio del dólar americano aumente aun con mas fuerza. Pero no solo la moneda europea (el euro) ha caído, monedas como el rublo ha caído dramáticamente por la sanciones europeas y por la fuerte caída del precio del petróleo lo que ha ayudado a que estados unidos pueda comprar mas a un menor precio, recordemos que estados unidos es uno de los países que mas importa productos a nivel mundial después de la unión europea. pero no solo vemos como ha sido afectada la economía en Europa, países como Venezuela continua devaluando su moneda y controlando el cambio de sus bolívares, algo que no ha ayudado a que el países se recupere como la estrategia que tienen Japón o la que ha tenido en el pasado Estados unidos

Como hablamos hace algunos años en http://www.economiayfinanzas.es/economia-2/la-situacion-economica-de-estados-unidos vemos que estados unidos se recupera económicamente pero esto puede ser pasajero, en los próximos años veremos como se prepara para una nueva crisis o ante todo como puede mantener su economía fuerte. De momento vemos que la bolsa americana esta en máximos que no se esperaban y en ningún momento encontramos que pueda haber una tendencia bajista en las principales empresas americanas que tienen la obligación de seguir levantando su país.

Invertir en estados unidos puede ser una buena idea pero siempre y cuando pensemos en el futuro no dejarnos llevar por la primera oferta de inversión que veamos, debemos pensar son cabeza, ver un poco mas haya y finalmente toda la decisión mas acertada preguntando a un asesor financiero o investigando por varias fuente fiables.

rendimiento

 

Un fondo de inversión es una institución de inversión colectiva cuyo objetivo es aglutinar fondos de diferentes inversores, naturales o jurídicos, para invertirlos en variados instrumentos financieros, gestión que se delega a una sociedad administradora y a una sociedad depositaria que puede ser un banco o institución financiera.

Los fondos de inversión, son instrumentos financieros comúnmente usados que, bien gestionados, pueden ser una opción excelente en el momento de querer tener una rentabilidad futura. Por medio de este dispositivo financiero, se atraen fondos de distintos inversores, tanto de dinero como de inmuebles o valores con cotización. Esta inversión es gestionada por una entidad bancaria o cualquier otra institución financiera. Al tratarse de una inversión colectiva, la rentabilidad también lo es. Cada inversor hace uso de una participación que podrá retirar cuando el contrato lo especifique, con las consecuentes ganancias o pérdidas obtenidas.

 

Debemos conocer y tener en cuenta ciertas actividades y comportamiento de los fondos de inversión, si pensamos invertir cierta cantidad de dinero en los mismos. Una de ellas es tener conocimiento claro del tiempo mínimo que debe mantenerse el activo en el fondo. Es por esto, que es primordial saber qué tipo de cartera colectiva seleccionamos. Entre las opciones tenemos:

  • Fondos de inversión Abiertos: En donde la inversión se puede retirar cuando se desee. Muchos de estos establecen un periodo de duración mínimo y aplican una política de sanciones en caso de incumplirse este plazo.
  • Fondos de inversión Escalonados: Se aplica un reglamento que asigna un periodo mínimo de permanencia para poder retirar los activos. Este plazo no debe ser menor a 30 días.
  • Fondos de inversión Cerrados: En este tipo de fondos hay un plazo exacto que deben cumplir los partícipes antes de efectuar la retirada de sus activos.

 

Dentro de las enormes ventajas que puede generar el uso de los fondos de inversión como instrumento financiero, tenemos:

– Una de sus principales características es que al diversificar las actividades financieras, el riesgo existente se reduce ampliamente.

– Al remitirse la gestión de la inversión a una institución financiera se cuenta con una garantía de eficiencia profesional.

– La seguridad en la gestión de las operaciones de inversión y administración es mayor que en otros instrumentos financieros.

Según su rendimiento, también podemos distinguir dos tipos de fondos de inversión:

  • Fondos de rendimiento relativo

 

En estos fondos el inversor tiene conocimiento en que área se va a invertir (acciones, bonos, materias primas, índices de bolsa), la zona geográfica donde se efectuará dicha inversión y si se colocarán en un sector específico del mercado (tecnológicas, farmacéuticas). Aquí se participa en inversiones menos arriesgadas y pertenecientes a un sector concreto.

  • Fondos de rendimiento absoluto

 

Estos fondos están gestionados por diferentes corredores, sin tener el conocimiento en qué van a invertir (pueden invertir en cualquier cosa: divisas, materias primas, bonos, acciones, derivados) y utilizan técnicas de inversión más especulativas, siendo en general mucho más arriesgados.

 

En estos fondos podemos distinguir dos tipos: Los fondos de gestión alternativa que son ofrecidos a los particulares que desean tanto una alta rentabilidad así como un alto riesgo. Y los fondos de inversión libre, los cuales no están dirigidos a particulares, son para grandes patrimonios de instituciones y otros fondos de inversión, siendo el riesgo muy alto ya que se pueden endeudar para hacer inversiones de alto riesgo, las comisiones son altas y se calcula el tiempo de liquidación cada 3 ó 6 meses.

fondo

 

Un fondo de inversión o también denominado fondo mutuo, es una institución de inversión colectiva que consiste en aglutinar fondos de distintos tipos de inversores, naturales o jurídicos, para invertirlos en diferentes instrumentos financieros, responsabilidad que se encomienda a una sociedad gestora que puede ser un banco o institución financiera.

Dentro de los elementos que integran un fondo de inversiones, tenemos:

 

Partícipes o inversores

Los partícipes o inversores de un fondo de inversión son aquellas personas que realizando aportaciones al patrimonio común del fondo adquieren participaciones del fondo de inversión. Los partícipes son propietarios del fondo en la proporción de las aportaciones que realizan. Un participe puede entrar en un fondo de inversión en el inicio de su constitución o a posteriori, e inclusive puede aportar de manera periódica.

Los partícipes pueden obtener el reembolso total o parcial de la inversión en el momento en que lo deseen. Una particularidad muy significativa de los fondos es que el patrimonio está totalmente separado del capital del banco que lo haya fundado, y en caso de una quiebra de la entidad financiera nunca afectaría al patrimonio del fondo.

 

Participaciones del fondo

Las participaciones son cada una de las partes iguales en las que se divide el capital de un fondo de inversión. El número de participaciones que componen un fondo de inversión no es fijo, algo muy diferente a las acciones de una empresa, sino que dependen de la compra y ventas que se realizan con estas.

La participación es siempre nominativa, está al nombre del partícipe y jamás puede ser al portador. Las participaciones pueden estar personalizadas a través de certificados físicos o por medio de anotaciones en cuenta en registros informáticos. Son valores negociables, aunque no se negocian en ningún mercado de valores, al comprarse y venderse por medio de la sociedad gestora, que es la que emite y reembolsa estas participaciones.

La compra de participaciones se denomina suscripción y la venta de las participaciones reembolso. El precio de cada participación de un fondo de inversión en una fecha establecida, se le denomina valor liquidativo del fondo de inversión. El valor liquidativo es la división del conjunto del patrimonio que forma el fondo (la suma del valor de todos los activos del fondo, incluida la liquidez, restándole los gastos), entre el número de participaciones que existen. El valor liquidativo se publica una vez al día, con los precios al cierre de la sesión.

 

Sociedad gestora de instituciones de inversiones colectivas.

La sociedad gestora es la sociedad anónima que gestiona y administra el fondo, pero de ningún modo, es la propietaria, los propietarios son los dueños de las participaciones. Determina las políticas de inversión del fondo, es decir, decide donde invertir el patrimonio del fondo, conformado por las aportaciones de los inversores.

Los fondos de inversión son gestionados por una única sociedad gestora, pero una gestora podrá gerenciar más de un fondo de inversión. Las sociedades cobran directamente al fondo una comisión por su labor de gestión y administración.

 

Depositario

El depositario es la entidad encargada de las siguientes funciones:

Custodiar los valores y activos que constituyan las inversiones de los fondos de inversión, y a su vez, realizar la liquidación de las operaciones.

Velar por la formalidad de las suscripciones de participaciones, cobrando el importe oportuno, cuyo monto neto abonarán en la cuenta de los fondos.

Compensar los reembolsos de participaciones ordenadas por la sociedad gestora, cuyo importe neto adeudará en la cuenta del fondo.

Supervisar el desempeño de la sociedad gestora cuidando por el interés común de los partícipes del fondo.

Las entidades depositarias pueden ser los bancos, las cajas de ahorro, las cooperativas de crédito y las sociedades y las agencias de valores, dependiendo lógicamente del ordenamiento legal de cada país.

 

Si quieres saber mas información de como se opera en http://www.economiayfinanzas.es/economia-2/como-opera-un-fondo-de-inversion puedes encontrarla.

 

fondo de inversión

El fondo es un patrimonio formado por los aportes de varios inversores que pueden ser de distinto medio (individuales, colectivos o institucionales; privados o estatales) pero que tienen los mismos objetivos de rentabilidad y riesgo en relación a las inversiones que realizan, encargando la gestión del mismo a un equipo de expertos en el área.

La unidad de inversión de un fondo se denomina participación, y los inversores son llamados partícipes. Si usted quiere invertir en un fondo de inversión, tiene que comprar participaciones, este acto se denomina suscripción. Si quiere deshacerse de la inversión, tiene que vender sus participaciones, esto se llama reembolso.

Una sociedad, denominada gestora es la que dirige todas las labores administrativas y contables e igualmente decide donde va a invertir.

Otra institución, llamada depositaria, custodia los valores y efectivo que representan el patrimonio del fondo de inversión.

¿De qué manera podemos saber el nivel de rentabilidad de un fondo?

El precio, o valor de mercado, de cada participación se calcula diariamente dividiendo el patrimonio total por el total de participaciones en circulación en ese momento. Este es el denominado valor liquidativo. Este oscila según la evolución de los valores que conforman el patrimonio como las acciones, bonos, etc. Para conocer el valor el valor liquidativo de cualquier fondo de inversión se buscará en la página web de la sociedad gestora o en los boletines de las bolsas de valores. Asimismo suele estar a la vista en la prensa y otros medios de comunicación del área económica.

Ahora bien, el rendimiento que usted como inversor partícipe, alcanza de un fondo de inversión, es calculado como el porcentaje de variación del valor liquidativo dado entre la fecha de compra (suscripción) y la fecha de venta (reembolso), y puede ser tanto positivo o negativo.

Rentabilidad = (Valor liquidativo final – Valor liquidativo inicial) / Valor liquidativo inicial X 100

Veamos un ejemplo: Usted invierte $20.000 dólares, suscribiendo 100 participaciones de un fondo cuyo un valor liquidativo en ese momento es de $200 dólares (Es decir, cada participación cuesta 200$)

Luego de transcurridos tres años, reembolsa sus participaciones. En ese momento su valor liquidativo es $260 dólares (Por cada participación que vende, recibe $260, es decir, en total $26.000 dólares)

Su rentabilidad ha sido: (26.000 – 20.000) / 20.000 X 100 = 30%

Si bien en el modelo anterior obtuvimos un rendimiento positivo, puede ocurrir que las inversiones financieras no rindieran positivamente, por ejemplo, si en el momento del reembolso el valor liquidativo es de $188 dólares, su rentabilidad sería:(18.800 – 20.000) / 20.000 X 100 = -6%

Este cálculo da el rendimiento durante un período de tiempo determinado por las fechas de suscripción y reembolso, pero que puede no coincidir necesariamente con un año. Para poder cotejar esta rentabilidad con la de otros productos que suelen formularse en términos de interés anual, debemos anualizar la rentabilidad. En este caso, el 30% y -6% obtenidos en tres años equivaldrían a una rentabilidad anual del 10% y -2%, respectivamente.

Es fácil deducir que el patrimonio del fondo puede aumentar o disminuir por dos motivos: El ingreso o egreso de partícipes, es decir suscripciones y reembolsos, lo que aumenta o disminuye el número de participaciones en circulación. Y el precio de mercado de los valores que conforman el patrimonio. Es esta segunda razón la que establece la rentabilidad para el fondo, y por lo consiguiente, para cada partícipe.

Comisiones de gestión y depósito

Por los servicios de gerencia financiera para sus inversiones, los partícipes de fondos de inversión pagan unas comisiones de gestión y depósito que son cargadas al fondo de manera directa, deduciéndose del valor liquidativo, por lo que reducen la rentabilidad obtenida. Conjuntamente, pueden existir comisiones por la suscripción y/o reembolso de participaciones, que igualmente reducen el rendimiento.

Las comisiones de gestión y depósito fluctúan según los fondos de inversión, dentro de los límites máximos fijados por la ley en cada país. Como pueden afectar los niveles de la rentabilidad, es muy significativo conocerlas antes de tomar decisiones por un fondo u otro.

fondo de inversión

Un fondo de inversión es un instrumento de ahorro, que reúne los aportes de dinero de distintas personas con el objeto de invertir de forma conjunta, y que procura conseguir una rentabilidad superior, al estar tramitado por expertos en el área. En realidad es un intermediario entre el inversor y un mercado específico. Los fondos de inversión ofrecen a los pequeños y medianos ahorradores la posibilidad de incrementar en conjunto sus ahorros y a su vez, participar en el mercado de capitales, con el criterio y la profesionalidad con que actúan los grandes inversores.

Ahora bien, el conjunto de patrimonio estructurado por los partícipes del fondo de inversión no tiene personalidad jurídica propia, se divide en participaciones y es dirigido por una sociedad gestora de instituciones de inversiones colectivas, quien lo invierte con el objetivo de conseguir la máxima rentabilidad posible.

El nivel de riesgo del fondo de inversiones depende totalmente del mercado en el que invierta dicho fondo. Hay una gran variedad de fondos con una enorme diferencia de riesgo entre unos y otros. Los fondos de más bajo riesgo son los que invierten en renta fija, y dentro de estos, los que invierten en renta fija a corto plazo. Los fondos que invierten en renta fija a largo plazo tienen un riesgo bajo, pero en ciertas oportunidades pueden ofrecer rentabilidades muy bajas o negativas, aunque en ningún caso obtienen caídas tan dinámicas como las que pueden tener los fondos de renta variable.

Dentro de los fondos de renta variable no todos tienen el mismo riesgo. Es muy significativo tener conocimiento en qué mercados de renta variable invierte el fondo y cuál es la estrategia de inversión que aplica.

Los fondos de inversión pueden invertir en una amplia gama de productos financieros, acciones, letras, bonos, productos derivados, divisas o en productos no financieros, bienes inmuebles, artículos de arte, siempre, por supuesto dependiendo de la reglamentación legal de cada país. Los fondos de inversión más arriesgados son aquellos que invierten en países emergentes, sectores de alto riesgo y fluctuación como la tecnología, información, etc.

Definitivamente, es indispensable que el inversor conozca en qué invierte un fondo, para poder establecer su nivel de riesgo porque en el mercado existen desde fondos de inversión con un riesgo muy bajo hasta fondos de altísimo riesgo. Antes de comprar un fondo de inversión asegúrese de que se ajusta a su nivel de riesgo.

Adquirir un fondo de inversión es muy sencillo. Sólo se necesita abrir una cuenta corriente en la entidad de su preferencia, en la que quiera contratar el fondo y efectuar el depósito del dinero que quiera invertir. Una vez realizado esto se efectúa la orden de compra según le indiquen en su entidad financiera y ellos se encargarán de proceder a realizar la compra y depositar las participaciones adquiridas en su cuenta de fondos de inversión.

 

También puedes ver un poco mas sobre http://www.economiayfinanzas.es/economia-2/que-es-un-fondo-de-intercambio

.

 

 

 

Síguenos

7,745FansLike
900Seguidores+1
4FollowersFollow

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

ACEPTAR
Aviso de cookies