El I.V.A…sus efectos y a quien perjudica

El I.V.A…sus efectos y a quien perjudica

ce0d785ce4ea4dc912c3f0ac8a87f526

El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) es un tributo indirecto aplicado a la mayoría de los productos y servicios comercializados en España, cuyo objeto es gravar la capacidad de consumo de la población. Dentro de este impuesto existen diversos tipos que varían en función del bien o servicio comercializado. Éstos son: súper reducido, reducido y general.

El primero es de un 4% y se le aplica a los artículos que se consideran de primera necesidad, entrando en esta lista los productos básicos de la compra (leche, pan, huevos, frutas, verduras, legumbres…) también encontraremos artículos para minusválidos (prótesis, vehículos especiales, implantes internos…) prensa, revistas y libros a los que también se les aplica el 4% y por último, medicamentos. Después tenemos el tipo reducido, que representa un 10% y se le aplica a productos agrícolas, forestales o ganaderos, medicamentos para uso veterinario, compra de vivienda, servicios de transporte, eventos deportivos, ferias y exposiciones, entre otros. Finalmente con un 21% tenemos el tipo general aplicado a productos que no son considerados imprescindibles (coches, alcohol, tabaco, cosméticos, cine, teatro…).

Parecen razonables los revuelos que hay cuando se sube la carga impositiva, puesto que es algo que nos afecta día tras día en nuestras vidas. Pero ¿cuáles son sus efectos exactamente y a quien perjudica?

El primer enfoque lo haremos desde la postura del consumidor, pues es él el que soporta directamente este impuesto por lo que parece evidente que se trata del gran perjudicado ya que si sube el IVA sube el precio total del producto que va a adquirir. Aquí existe cierta controversia, pues el importe es el mismo para todos los ciudadanos con independencia de su nivel adquisitivo, por lo que aquellos que no tengan muchos recursos se verán más perjudicados ante una subida del IVA. Esto es algo inevitable, si el Gobierno actual lo impone no hay vuelta atrás, sin embargo sí que hay solución para aquellos que experimenten dificultades puntuales algún mes causadas por este suceso, pues siempre se puede contar con los minicréditos online para salir del apuro cuando más lo necesitemos.

Es lógico pensar que si en una economía deprimida se sube el IVA el consumo irremediablemente, se verá reducido. Las familias tendrán un presupuesto más acotado para las compras y los productos de primera necesidad serán los más vendidos, sin embargo, aquellos que son considerados prescindibles y de lujo experimentarán la retracción del consumo. Esto lleva a un efecto dominó, si el consumidor no compra, entonces el vendedor no vende. En las empresas el planteamiento general es sencillo, si sube el IVA con los consecuentes cambios en el impuesto de sociedades, la base imponible aumentará y los pagos fraccionados junto con los límites de deducción de gastos financieros se endurecerán, lo cual conlleva a una inevitable reducción del presupuesto para contratar nuevos trabajadores, una bajada de los salarios, el aumento de despidos y en el peor de los casos, el cierre de la compañía.

Por supuesto cada sector es un mundo, por ejemplo una subida del IVA para los cines, teatros, exposiciones y demás eventos culturales representa un duro golpe. En este ámbito ya han sufrido las consecuencias de la piratería con la consecuente disminución de clientes y público que siga asistiendo a los eventos cuando pueden tenerlo en casa gratis, por lo que al incrementarse este tributo se verán con muchas dificultades para mantener abiertos los espacios destinados a la cultura. En la otra cara tenemos a las funerarias, un servicio que incluso con la subida de los impuestos sigue funcionando perfectamente pues se considera un producto de demanda inelástica, es decir, cueste lo que cueste, el consumidor seguirá pagándolo. Si bien es cierto, que los propietarios de las funerarias admiten que el gasto total del cliente en el servicio es menor (menos flores, ataúd más barato…) pero lo importante, que es la afluencia de consumidores, no ha variado.

Sin Comentarios

Deja tu comentario